REQUISITOS BÁSICOS PARA SER UNA ISLA CARIBEÑA

REQUISITOS BÁSICOS PARA SER UNA ISLA CARIBEÑA

Islas en el caribe hay muchas, pero ¿acaso todas las islas en el caribe dan la sensación de ser islas caribeñas como esas que uno se figura de chico ? Me ha pasado de haber estado en alguna que tiene edificios, pocas playas, que por su extensión uno pierde ese aire de “isla”. Pero he llegado a estar en otras donde me siento dentro de ese poster que uno ve en un taller mecánico junto al de la chica ganadora del concurso “Fierro Caliente Summer 1994”.

Por eso, me he decidido a hacer una lista sobre qué no debe faltar para que podamos sentirnos en una Isla Caribeña (que no es lo mismo que “isla en el caribe”) al buen estilo Gilligan en la serie llamada, justamente, “La isla de Gilligan” (todos los que rondamos los treinta, hemos escuchado esta serie magistral de los setenta. Incluso, en la serie Alf (otra imborrable), hay un episodio en donde él sueña que está en la isla y aparecen todos los personajes. Inolvidable)

En fin, he aquí la lista:

✔ Para empezar y siguiendo un criterio geológico, todos sus bordes deben dar al mar.

✔ Que se la pueda rodear caminando en un plazo no mayor a seis horas

✔ Agua turquesa (en lo posible de más de tres tonos)

✔ Población enteramente negra (o a lo sumo, un tanto indígena)

✔ Se deben de encontrar, al menos, tres palmeras en sentido horizontal y, mínimo, la mitad de su tronco debe seguir en línea paralela con el mar.

✔ Arena blanca

✔ Lluvias intermitentes que te mojen la ropa que tenes colgada y que se había secado hacía diez minutos gracias al sol ese tan fuerte que hay.

✔ El coco como alimento básico.

✔ Algún gringo mezclado en la población que llegó hace tres años y que piense que lo hizo la semana pasada.

✔ La banana debe de ser verde, recién arrancada y todavía parte del racimo.

✔ Que tenga dos o más historias de piratas. No importará la falta de fuentes fiables o datos empíricos para su veracidad.

✔ Hamacas que se esparzan por toda la isla para recordarnos que la vida merece un relax y que las cosas vayan fluyendo (¿o acaso no es lo que siente todo el mundo cuando se acuesta en una hamaca?)

✔ Que tenga la magia de la atemporalidad, que no importen los domingos o los jueves. Esto es fundamental para que se cumpla el requisito ese del gringo que llegó hace tres años (y tenga cuidado, porque el próximo gringo puede ser usted)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *