RECETA PARA PREPARAR UNA TORTILLA DEL NORTE DE MÉXICO (o reflexiones sobre el amor)

RECETA PARA PREPARAR UNA TORTILLA DEL NORTE DE MÉXICO (o reflexiones sobre el amor)

Ingredientes:

  • 1kg de Harina de Trigo
  • 1 cdta. de sal
  • 1/2 cdta. polvo de hornear
  • 1/8 kg de grasa vegetal (o margarina o manteca) (depende en el país que esté y la nomenclatura que se utilice para este mismo producto).
  • Agua tibia
Preparación:

1. Deshacer la grasa con la harina, sal y polvo de hornear utilizando los dedos como herramienta para que todo se homogeinice.
2. Vierta el agua tibia lentamente a medida que va mezclando con las manos. Sienta como sus dedos se van separando de la masa a medida que va tomando forma unitaria. La masa debe quedar suave, liviana, sutil. Que se sienta como que estamos tocando una seda o la piel de un cuerpo luego de una noche de amor y pasión.
3. Debe tomarse el tiempo necesario para seguir amasando. Nadie lo apura. Recuerde que el tiempo siempre es relativo.
4. El tiempo que se tomará ha de ser aquel que usted sienta, porque cuando se tiene el sentir como regulador de vida, los segundos, horas, días o décadas, pasan a un segundo plano. Cuando el sentir es su mapa, la eternidad puede vivir en la brevedad de una palabra, una mirada o un amor. Sepa también que el amarse para siempre será posible si se amó con intensidad y si cada segundo con esa persona tuvo un valor en sí mismo. Tenga en cuenta que si es así, usted estará condenado a su recuerdo por lo que le resta de existencia.
5. Acuérdese que en cuestiones del amor, el dolor es una parte inherente. Así que no sea cobarde, enamórese cuantas veces pueda y sufra tantas veces sea necesario.
6. Mientras piensa en todo eso, la masa ya estará lista para una segunda etapa. Esta es la parte más complicada del proceso, porque la elaboración de la tortilla de harina es un arte; como lo son las obras de Dalí, un gol de Messi o el recorrer la curva que forma el cuello y el hombro de una mujer. Por eso, he aquí una serie de tips para guiarlo:
 6.1 Hacer un bollo no más grande que una bola de tenis
 6.2 Al comenzar a estirarla, siempre hacerlo de un lado solo
 6.3 Siempre de la mitad para arriba. Siempre en la misma dirección, porque una tortilla es como cuando se pinta una pared: imagínese si la pintaramos en muchas direcciones; para arriba, para el costado, en diagonal o circular; quedaría todo desparejo y desprolijo. Una tortilla, si la estiramos para todos lados, quedará una cosa amorfa e irregular.
 6.4 La forma, fundamental. Procurar que quede redonda. Esto lleva mucha práctica, este es el punto de fuga de todo este arte. Es como si usted fuese un ilustrado en cuestiones de conversa, simpatía, invitar tragos y bailar bachata con una mujer; pero después, a la hora de consumar el amor, solo se preocupa por sus propios placeres, cosifica al cuerpo que tiene al lado o no da lugar a sentir las emociones que le contagia su pareja en la cama. Usted se creerá un gran artista en cuestiones de cortejo pero lo que terminará siendo, al fin y al cabo, será un gran ególatra bastardo.
 6.5 Teniendo en cuenta lo último del punto 6.4 es imperioso saber que a la tortilla hay que sentirla, como al tiempo, a un amor, a un cuerpo en la cama o un gol en la hora contra Inglaterra (no importa de que país sea, todo el mundo quiere ganarle a los ingleses (y con justa razón)). Por eso, usted debe usar su instinto para que la tortilla quede en armonía, con todos sus lados del mismo grosor y consistencia. Es como ese amor, que es una cosa más de instinto que de razón, una pulsión que hay que dejar al libre albedrío, que se debe amarrar con pasión y soltar con gratitud.
7. Una vez hecha la tortilla deberá cocinarla en una plancha (o comal) a fuego fuerte
8. Mientras la plancha se calienta, será bueno recordar esas noches en donde se sintió amado y pleno. Recordar a ese amor que nunca supo su nombre y agradecer a esos amores que nos dejaron fracturados. Acuérdese de ese que vino después que lo terminó de remendar y lo salvó de ese vacío afectivo con el que se despertaba todas las mañanas.
9. Primero la pone de un lado a la tortilla, cuando comienza a crecer la masa, la da vuelta. Espera unos minutos y la saca.
10. No pierda la esperanza, el amor eterno siempre aparecerá en cualquier lugar, de muchas maneras y muchas veces. Abrácelo sin pensar mucho. Cada segundo será eterno. Sea feliz.

http://www.letrasdeviaje.com/p/tienda.html

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *