MAMÁ, SOY HIPPIE

Hola vieja, sabes que hace ya un tiempo que te lo quería decir, pero no sabía cómo. Fue algo que me agarró por sorpresa y cuando quise acordar, ya estaba adentro. A mi edad ya creo que es hora que te lo confiese, no se bien cómo fue que pasó. No sé si fue el paso de las circunstancias que me llevaron a ser lo que soy ahora. Lo sé, no le puedo echar la culpa a la vida, ella no tiene nada que ver. Tengo que asumirlo y decírtelo, Mamá: soy Hippie.

He aquí algunas razones:

  • Ya no uso pantalones de vestir.
  • Tengo estos pantalones de tela, holgados, de rayas verdes y amarillas.
  • Hace dos años que no me rasuro a cero la barba.
  • Hace un año que no me corto el pelo.
  • Ya no me preocupa dormir en el suelo.
  • Me volví creyente de que la hospitalidad en el mundo es muy grande.
  • A veces tengo la esperanza de un mundo mejor.
  • Desayuno avena con fruta (si vieja, estoy comiendo bien. No te preocupes).
  • Me complemento con Chía y no con Pharmatón.
  • Una vez pasé ocho días sin bañarme mientras mochileaba por las playas nudistas de Rumania.
  • Miro con cariño el Ukulele.
  • El otro día estuve a punto de comprarme tres bolas pequeñas para practicar malabares en mis tiempos libres.
  • Por cierto, tengo mucho tiempo libre.
  • No tengo casa.
  • No tengo seguro social (tranqui vieja, que el dedo infectado por esa araña que me picó ya me lo atendieron en el zoológico) (esto es real, amable lector) (bueno, más o menos)
  • Hago libros artesanales.
  • Tengo una tela negra que utilizo de piso para venderlos.
  • Ah! Claro! Soy escritor.

Pero no te preocupes vieja, yo sé que puede no sonar muy augurioso el panorama, pero vos pensá que no todo está perdido: aun no tengo rastas.

Adivine, lector, quién salió a la ruta.

http://www.letrasdeviaje.com/p/tienda.html

4 thoughts on “MAMÁ, SOY HIPPIE

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *