CINCO RAZONES PARA NO VIAJAR (Y UNA PARA HACERLO)

Hola, mi nombre es Eduardo López. Hace varios años que sigo esto de blogs de viajes y toda esa mierda. La verdad que lo leo por puro entretenimiento, porque es increíble como la estupidez puede ser tan colectiva ¿Acaso esta gente no se da cuenta que en algún momento se les va a terminar la pavadita de irse de viaje y que no tenga consecuencias en el futuro? Me pone las bolas de punta cuando veo el mismo discursito ese de seguir tus sueños, vivir el momento o disfrutar la vida. Eso no son más que cosas de moda como el jeans localizados o las Spice Girls.

He decidido poner en cuestión esto de viajar porque los veo muy entusiasmados con toda esta porquería de blogs, redes sociales y libros hippies, así que me he comunicado con Nicolás para poder publicar algo en su blog, ya que cómo bien dicen: para alzar tu voz contra aquello que quieres derrocar debes utilizar los canales de tu enemigo (como lo hace Calle 13 saliendo en MTV) (que de todas maneras esos son unos vendedores de humo y mentiras, cantandole a Latinoamerica y de Darle la vuelta al mundo, como si fuese tan fácil).
He aquí cinco razones por las cuales no hay que viajar.
(NdelA: Por negociaciones, el autor original del blog tendrá derecho a respuesta al final de esta entrada y colocar fotos a su gusto y conveniencia) (NdelA 2 : he sido obligado contra mi voluntad a ceder en esta negociación)


1. DINERO: el factor más importante



Una de las dificultades para que usted se vaya de viaje es el dinero. Cuesta mucho ganarlo. Mucho es el tiempo que se toma usted trabajando para convertir esas horas en cash. Así que piense que usted tal vez tenga que juntar dinero para viajar, porque viajar es todo gasto y nunca ganancia. Días estará sin producir esos billetes que sirven para pagar la renta, la luz, el agua, la interné, las dos tarjetas de crédito que tiene y que cierran en días distintos, el dentista, la profesora particular de yoga, la comida, las salidas nocturnas (esas que hace muy salteadamente ya que el trabajo lo deja tan muerto que lo único que quiere hacer es estar en su casa tirado mirando una película en Netflix, el cual paga como buen samaritano mes a mes su suscripción), el vino del domingo, el porro mensual o el ibuprofeno ese que le calma los dolores de la espalda (ahí en el lugar que va entre la nuca y las dos paletas).
Además, el viaje le va a salir muy caro. Es sabido que sólo viajan aquellos que pueden tener dinero para hacerlo, esto es lo más importante de un viaje: tener el dinero suficiente que le permita estar tranquilo.
Ni que hablar de esa gente que vive su vida viajando, esos si tienen mucha plata, algún papá empresario, una herencia de alguna abuela o hicieron dinero vendiendo drogas.
¡Y mire si va ir a viajar con toda esa gran cantidad de gastos! No puede sumar un gasto más a su vida. No. Imposible. Mucho más mejor comprar ese nuevo televisor LCD 45 pulgadas con descuentos del 5 por ciento en cuotas de no más de veinticuatro meses.

2. PELIGROS: en todos lados es igual





¿Usted no ve la televisión? ¿Eh? ¡Por favor! Hay guerras por todos lados, hoy te matan por dos pesos en la calle. Una amiga tiene una tía que fue a no se que paises de estos…Jordania, Singapur, Checoslovaquia…nosé. Por África quedaba el país ese. Dice que se subió a un bus y cuando iban por la carretera se subieron unos chinos con unos pañuelos medio talibanes en la cabeza, los amenazaron a todos y les robaron todo lo que llevaban. No, no…es demasiado peligroso allá como para salir sin saber si vas a volver vivo a tu casa.
Todo esto si no tenemos en cuenta la cantidad impresionante de aviones que se están cayendo en estas últimas semanas ¡Que necesidad de viajar en un aparato que te mantiene solo a diez centímetros de la muerte!

3. IDIOMA: la mayor barrera que no vale la pena sortear


A ver, señor lector ¿cómo piensa irse de viaje a un país donde nadie lo entienda a usted? Porque le puedo asegurar que por lo que me contaron, nadie habla español en muchos lados y nadie se esfuerza en aprenderlo. A nadie le importa.
Más allá del peligro que es que te estén hablando y vos no entiendas nada y aceptes y termines con un riñon menos, usted no va a poder hacer nada: no podrá pedirse una hamburguesa porque nadie le entenderá lo que quiere pedir y le terminarán dando una pata a medio cocinar de perro o no sabrá que bus tomar porque nadie le comprenderá para dónde quiere ir y puede terminar en un punto no deseado y perderse para siempre.

4. CULTURAS: muchísimas son peores que la nuestra


No sé, piense: La vaca en medio de la calle, sin que nadie la toque, ni nadie la atropelle y ni que nadie piense en comérsela! Que idiota esa gente, los niños muriéndose de hambre y tienen a esa vaca entre velas. O en las paradas buses en ese país comunista del dictador mugriento ese de barba, si vas parado en eso de la “guaga” la gente que va sentada te señala y te dicen que ellos pueden cargar en sus faldas tu mochila ¡Tu mochila! ¡Delincuentes de mierda! seguro que si se lo das no te dejan ni el gas pimienta de protección que todo buen precavido viajero debiera tener en caso de que se le dé la locura de irse de viaje. Muy raro ¿por qué toda esa gente va bailando al ritmo de la música que pone el chofer? ¿por qué la gente se festeja el canto colectivo? ¿No ven estos negros de mierda que van todos apretados como ganado, con los culos, las tetas y los bultos apoyándote en toda la extensión de tu cuerpo? Y, además, yo sé que hay un calor bárbaro, pero hay un olor bastante fuerte propio de la raza de ese color.
No vale la pena conocer otras maneras de ir por la vida, porque la cultura de muchos países es muy inferior a la suya, la gente no tiene valores ni educación. Salvo que usted quiera engrandandecer su ego con sus conocimientos culturales y costumbres tan avanzadas, no vaya más allá de un país que limítrofe con el suyo o que comparta, por lo menos, el gusto por la carne o que un bus tenga espacio suficiente para que no sea necesario entrar en contacto con desconocidos.

5. GENTE: no hay necesidad de conocer más




A usted lo van a ver todo turista; con su sombrero de paja, su cámara colgando y su pulserita azul del All Inclusive; y se le van a acercar y le van a ofrecer muchas cosas extrañas y peligrosas ¡No acepte nada! Aún más si se lo quieren regalar.
Esa es la primer regla para no viajar: la gente lo va a engañar todo el tiempo. Usted no conocerá a nadie, por lo tanto no puede confiar en nadie. Siempre querrán sacarle ventaja, timarlo, robarle, secuestrarlo o venderlo todo drogado a algún burdel en Albania. Ni que hablar, por esto último, usted no puede tomar nada por ahí ni recibir invitaciones de extraños que lo inviten a alguna ronda o, ni que hablar (¡Dios mio y la Virgen Santísima!), si lo invitan a alguna casa o dormir en ella ¡Ni se le ocurra!

Recuerde que la vida es una sola y no vale la pena andar arriesgándola.

A continuación, le tengo que dejar el derecho a réplica del autor del blog. Pero acuérdese usted: que si usted nada hace, nada le pasará y así la vida será mucho más cómoda.

————————————

UNA RAZÓN POR LA QUÉ VIAJAR

Por Nicolás Marrero

1.No tenga en cuenta nada de los cinco puntos anteriores.


Frodo. Viajando era feliz (digo “era” porque se murió hace unos años el pobre)

4 thoughts on “CINCO RAZONES PARA NO VIAJAR (Y UNA PARA HACERLO)

  1. Cada quien con su camino… Algunos con libertad de elegirlo, llevando una vida intensa, llena de nuevas experiencias cada día, pudiendo salir de su zona de confot para aventurase a lo desconocido, ansiando incrementar su conocimiento cada día a fin de obtener un campo visual amplio (teniendo distintos puntos de vista) que les permita concluir en sus propias ideas, y otros, (lamentablemente), que viven en la burbuja de cosas superfluas de las que el sistema se compone, y mantienen una mente perezosa que adquiere y toma como propias las ideas que impone el mismo sistema que los controla..

    Con todo respeto, que pena que en este hermoso mundo con tanto por conocer y aprender, existan personas con vidas tan vacías como la del señor Eduardo López, que desean verse envueltos en nuevas distracciones materiales y superficiales que los alejen de cualquier posible encuentro consigo mismos, y adquirir nuevos LCD de 45 pulgadas con el que poder evitar el tortuoso trabajo de tener que pensar. Que ansíen enriquecer sus bolsillos mas que el interior de su ser.

    Pero es una perdida de tiempo discutir con mentes tan necias y cerradas, sin ideas propias que no den lugar a duda y que no estén abiertas a nuevos puntos de vista. Nicolás Marrero debe saberlo bien, así que no se molesto en escribir un ensayo como respuesta.

  2. Bueno, también hay quienes viajan enfrascados en la ceguera y dejan de ver lo que puede haber más allá.
    Con respecto al señor Eduardo López, es un gran amigo y es el Prócer del inconformismo y la chatura. También el mundo los necesita…no sea tan duro con él, que, a pesar de todo, es un gran ser humano (a veces)

    Salud

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *