EL LENGUAJE UNIVERSAL (2da parte de Rep. Checa)

Couchsurfing potencia la magia de viajar, esa magia que nos sorprende cuando conocemos otra gente y otras maneras de ver el mundo que sin embargo se conectan con nuestra subjetividad, con nuestros deseos y utopías. El contacto con otros nos acerca más a un mundo que es muchísimo más pequeño de lo que pensamos, porque es en ese dialogo que nos damos cuenta que no somos tan distintos pese a ser formados en otra cultura .


Fue así que nos contactamos con Antonio, un checo que vive en Lysa nad Labem, un pueblo a cuarenta quilometros de Praga. Persona amante de latinoámerica, tomador empedernido de mate y productor casero de dulce de leche.

Nos recibió en la estación de tren y nos dijo: -yo les llevo las mochilas, ustedes caminan unos veinte minutos y verán un muro con un castillo, atrás está mi casa, me verán porque estoy con amigos-. Pues estuvimos el doble de tiempo para encontrar su morada, ya que lo único que veíamos era el Castillo y el muro. Incrédulos preguntamos y, en efecto, su casa quedaba en un rincón, dentro de ese increíble lugar. Lleno de gente estaba su casa, gente venía, saludaba y se iba. Mate en mano nos mostró su granja, su jardín real y su familia. Todo el día estuvimos en compañía de personas que entraban como si de un club social se tratase, conversando y comiendo.




Un viajador retirado (en realidad lo de “retirado” es una palabra incorrecta, porque el que viaja nunca deja de hacerlo por más que se asiente en un nido estático. Una vez que ves el viaje como aquella droga indispensable para vivir, nunca mas dejas de ser un viajador). Había estado un largo tiempo por países de sudamerica. Hablábamos el mismo idioma, ese idioma que excede a la lengua y se inserta en el sentir del mundo y la filosofía del vivir, ese idioma que hace ver el mundo desde un mismo lugar y como nos movemos en su historia.
La gente fue y vino, y nosotros ahí, como en casa; respirando un aire de familia que tanto se extraña cuando estas meses y meses lejos de casa.

Así, nos fuimos al otro día; no sin antes que Antonio nos marcara el camino hacia el sur checo para dormir una noche en la casa de su primo Libt, que vivía en Mnisek. Si pensábamos que la magia de los encuentros interculturales se había terminado, estábamos muy equivocados. La sorpresa de viajar sin planes rigurosos y con la única certeza que lo desconocido es lo que nos mueve, nos encontró viajando a un pueblo de cien habitantes, perdido entre bosques, lagos artificiales y grandes praderas. 
La idea era irnos a dedo, pero descubrimos que cruzar el setenta por ciento de Republica Checa nos salía ocho euros en tren. No lo pensamos, el dedo podía esperar.

Camino hacia Mnisek

Libt no hablaba inglés, solo lo básico como “Hello, Stop, Good bye”. Alfredo Zitarrosa decía en una canción “Que mala suerte tienen los que quisieran que el mundo por lenguaje se dividiera”, palabra cargadas de una verdad impresionante cuando realmente uno lo vive. Nuestro paisano checo nos recibió con una gran fogata y vino blanco, a la luz de las estrellas y con el aire de la naturaleza llenando nuestro espíritu e impregnándolo de energía y calma. -Te ayudamos?- le decíamos, -no, ustedes son mis invitados, se quedan aquí que yo voy a cocinar y los llamo cuando esté listo– eso nos decía entre gorgoteos, señas e indicaciones. Cenamos, conversamos y nos contamos nuestros planes. Entre vinos y mapas, entre vinos y velas, entre vinos y risas; la noche se fue sucediendo. -Mañana a las siete estará el desayuno, y luego los llevo a la frontera para que puedan salir sin problemas hasta su destino-


Libt
Fue así que desayunamos y nos arrimó a la ruta, nos dejó en el camino que nos permitía continuar hacia otros destinos. Cruzar la frontera me hizo sentir una dulce nostalgia de dejar un país diferente a todos,en el medio de las dos Europas, con una personalidad avasallante y distintiva de otros países; con paisajes diversos, verdes distintos a otros verdes y con su gente, el motor principal de su identidad. 

El camino continuaba

One thought on “EL LENGUAJE UNIVERSAL (2da parte de Rep. Checa)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *