SOFIA, segunda de la segunda

LA ARQUITECTURA COMO TESTIGO Y LEGADO DE LA HISTORIA

Yo me he criado, he crecido y me he formado en un país donde siempre ponemos la cuestión del imperialismo en el debate, en como las grandes potencias nos dominan y determinan la líneas generales de nuestro país. Nos quejamos de como la violencia y las peleas por poderes desgasta a nuestra sociedad. En esa tesitura, muchas veces, caemos en el error de pensar que esos problemas solo le atañen al Uruguay y América Latina.

Teatro Nacional

Palacio de justicia

Pues bien, conocer un poquitito la historia reciente de Bulgaria me ha hecho replantear esta cuestión. Nuevamente, he podido desanclar mi subjetividad y desenchufar la cultura que me precede ¿Cómo me ha sucedido esto? Pues lea con atención: en el Siglo XX Bulgaria ha conocido CUATRO Sistemas diferentes en cuanto a organización de sociedad se refiere. Y no hablo de que algún político haya puesto alguna Ley que haya cambiado alguna parte de la Sociedad (como pudo ser en Uruguay a principios de Siglo XX el voto femenino o la Ley de ocho horas de trabajo). No, hablo de movilizar toda la estructura política, económica y, hasta, estética de un País desde un nuevo paradigma.

Primero, y haciendo un gran recorte histórico y casi obsceno, hasta finalizar la Primera Guerra Mundial eran gobernados por el Imperio Otomano (hasta esa época, obviamente, con muchas idas y vueltas de por medio) (por más información busque en Wikipedia). “Pequeñas” guerras y revueltas se sucedieron entre Bulgaria, Serbia, Grecia, el Imperio Austro-Húngaro y toda esa zona que en aquellos años estaba tan inestable. Solo piense, estimado lector, que la Primera Guerra mundial tuvo su primer semilla cuando fue Asesinado en archiduque Fernando, en Sarajevo

Edificio al estilo Bizantino. Los Otomanos, al conquistar,
no destruían los construido. Lo mantenían y lo mimetizaban a su Sistema
Por segundo y luego de la caída de este Imperio, Bulgaria estaba lista para determinar autonomamente lo que quería hacer con su país. Se les ocurrió una gran idea: una Monarquía
¡Una Monarquía!  Años buscando librarse del yugo de la Tiranía y meten una Monarquía. Es como quemarse las manos y querer aliviarse con agua caliente. Una locura (si me permiten el juicio de valor) En un Siglo de grandes ideas, enormes mentes e increíbles cambios, a estos tipos se le ocurrió meter un Rey ¡Un Rey! Un poco arcaico (bah! Ni tanto, en Europa hay unos cuantos que tienen a esos viejos en formol sentados arriba de un trono).

Esto era el Palacio Real. Hoy es la Galería de Arte de la ciudad.

Por tercero, y luego de la Segunda Guerra Mundial, la U.R.S.S. entró con todo el peso de su bota y metió su Régimen Comunista-Leninista. Cierto que se llevó a Referéndum si se quería continuar con la Monarquía y perdió por goleada, pero como en toda el ala este europea, Bulgaria no fue la excepción a la anexión como estado satélite del gigante rojo. Si uno camina por las calles de Sofía puede llegar a ver su resaca arquitectónica, expresado en grandes edificios de piedras enormes y colores grises y tristes.

Si ven, la base es pura piedra maciza.
La dureza del régimen se expresaba en su arquitectura también

Grandes galerías forman estos monstruosos Edificios

Con la caída del Régimen Soviético y el colapso del imperio comunista en Europa del este llegaron los Carteles luminosos de la Coca Cola y McDonald’s, grandes cadenas de hoteles y ofertas de consumo de la más diversa gama. Aquí, el cuartoSistema que conocería Bulgaria en cien años se instalaría hasta estos días (y quien sabe hasta cuándo).

No importa si no se entiende mucho lo que dicen los carteles
Todos sabemos que deben de ser de McDonal´s, Coca Cola, etc.
Usted adivine

Esta multiplicidad de sistemas de gobernación ha dejado retazos en la ciudad y ha ido transformando su arquitectura y su estética. La multiculturalidad se expresa en que uno se puede parar en un punto de la ciudad y divisar cuatro catedrales de cuatro religiones diferentes: una Ortodoxa, otra Cristiana, otra judía y otra musulmana. 

Catedral Negra, Ortodoxa

La más importante catedral Ortodoxa de Sofia

Iglesia Rusa

Al fondo, centro religioso musulmán
Una curiosidad se da con el monumento de Sveta Sofía. Es una gran estatua situada en el centro de la ciudad. Construida en el año 2000, para darle entrada al nuevo siglo y para que se convierta en un nuevo símbolo. Hasta ahí todo bien, pero lo singular es que en ese mismo lugar estaba la gran estatua de Lenin en épocas comunistas, que regenteaba y vigilaba parte de la ciudad y en particular un gran espacio con tres enormes edificios en construidos en épocas del dominio rojo. Colocado en forma de U fueron construidos luego de la segunda guerra mundial. Ese mismo lugar había sido devastado por los bombardeos aéreos y dejado el lugar en ruinas. Los Comunistas erigieron enormes edificios, como muestra del poderío y como diciendo: “esto no lo mueve ni el propio Zeus en persona”.
Monumento para darle la bienvenida al nuevo siglo

Aquí estaba Lenin, atrás se ve el monumento

Los tres edificios en forma de U
Vease la estructura del estilo Sovietico
Como todas las capitales del mundo (menos Montevideo) Sofía posee Metro. Bien, esto no es novedoso, lo se. Lo interesante es lo que desata la construcción de esta vía subterránea: a medida que van avanzando con los túneles van encontrando ruinas de civilizaciones antiguas. Uno camina y se va encontrando con grandes huecos que en su interior contiene muros de piedras y calles derruidas por el paso inexorable del tiempo.  Algunas de esas construcciones no se sabe a ciencia cierta lo que eran, podían ser iglesias o casas de pequeñas villas. En algunas uno puede distinguir las divisiones, las puertas, los pozos, las calles y muros.
Sofía, en este momento, es un gran hervidero para los Antropólogos y arqueólogos ya que gran parte de la historia de su civilización y su urbanidad está por descubrirse y casi al punto de la virginidad.

Ruinas en medio de la ciudad
Esto fue el Centro de la ciudad
cuando pertenecía al Imperio Romano
Queda muchísimo por decir, pero creo que lo mejor es que quienes vengan para esta parte del mundo (o quienes vivan por la zona) debe visitar esta ciudad. Por si fuera poco tienen un Tour Gratis, todos los días a las 11.00 y a las 18.00. Allí se conoce mucha gente, mucho de la historia y permite que la ciudad les hable, porque de nada sirve transitar los lugares y solo verlos y tomar fotos. Porque soy un convencido que los lugares los hace la gente, cuando se entra en diálogo con ellos; dándole voz a las cosas y nos hacen hablar con su historia. 

3 thoughts on “SOFIA, segunda de la segunda

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *