viernes, 25 de julio de 2014

Cinco razones para no viajar (y una para hacerlo)

Hola, mi nombre es Eduardo López. Hace varios años que sigo esto de blogs de viajes y toda esa mierda. La verdad que lo leo por puro entretenimiento, porque es increíble como la estupidez puede ser tan colectiva ¿Acaso esta gente no se da cuenta que en algún momento se les va a terminar la pavadita de irse de viaje y que no tenga consecuencias en el futuro? Me pone las bolas de punta cuando veo el mismo discursito ese de seguir tus sueños, vivir el momento o disfrutar la vida. Eso no son más que cosas de moda como el jeans localizados o las Spice Girls.
He decidido poner en cuestión esto de viajar porque los veo muy entusiasmados con toda esta porquería de blogs, redes sociales y libros hippies, así que me he comunicado con Nicolás para poder publicar algo en su blog, ya que cómo bien dicen: para alzar tu voz contra aquello que quieres derrocar debes utilizar los canales de tu enemigo (como lo hace Calle 13 saliendo en MTV) (que de todas maneras esos son unos vendedores de humo y mentiras, cantandole a Latinoamerica y de Darle la vuelta al mundo, como si fuese tan fácil).
He aquí cinco razones por las cuales no hay que viajar.
(NdelA: Por negociaciones, el autor original del blog tendrá derecho a respuesta al final de esta entrada y colocar fotos a su gusto y conveniencia) (NdelA 2 : he sido obligado contra mi voluntad a ceder en esta negociación)


sábado, 19 de julio de 2014

SAN CRISTÓBAL y mucho por escribir

La hoja está en blanco. La miro con extrañeza, alejado, ajeno.
En esa crudeza de la blancura textual me encuentro.
Ideas, muchas. Historias, un millón. Simpleza para escribir aquello que pienso, cero.
Porque la escritura, ademas de otras muchas cosas, es simpleza. Eso del ser capaz de traducir en letras aquello que se quiere expresar.
Tengo muchas ideas e historias para contar, pero no sale nada. Todo se borra, se tacha o se pierde en algún archivo word guardado en alguna carpeta que está dentro de una carpeta más grande que comprende a todos esos archivos que uno guarda en el escritorio y para no borrarlos, cuando está toda la pantalla llena de iconos, los guarda en esa carpeta que usted nunca va a encontrar porque poseen nombres de archivos tales como “Nueva Carpeta” o “Nueva Carpeta (5)” (¿Dónde mierda quedaron las carpetas número dos, tres y cuatro?).


domingo, 6 de julio de 2014

Crónica inconclusa de un día en autostop


Un calor importante hacía en la ruta. Yo iba cargando con Godzilla y Godzuki que hacían que sintiese el peso del camino. Godzilla, la mochila grande, carga con las pocas ropas que llevo, algo de aseo personal, la carpa, enchufes para los cuatrocientos mil aparatos electrónicos con la que viaja un nómada posmoderno: cables de cámara de fotos, de ebook, de computadora, de mi celular de Uruguay que lo uso solo como alarma y el bendito cable de la máquina de afeitar que casi ni la uso a la pobre...inclusive el otro día me dije que me iba a afeitar, me miré al espejo y me vi  no solo con barba sino que también con el pelo atado y el pantalón verde a rayas que me compré en el mercado de San Cristobal. Me miré de nuevo y vi a un hippie en frente mio ¡Puta madre! ¿cómo no vi venir este destino? ¿cómo es que esta metamorfosis me vino sin aviso? Allí me quedé parado. No me afeité ni me corté el pelo, me dio una especie de culpa porque me hubiese sentido un Michael Jackson poniéndose base blanca en su cara.

sábado, 28 de junio de 2014

GUÍA FABULESCA DEL SNORKEL EN COZUMEL

Ésta es una guía descriptiva sobre los lugares para hacer Snorkel en Cozumel. El Sistema Arrecifal Mesoamericano es el segundo mayor del mundo. Esta isla en la Rivera Maya está sentada sobre ella. Tal es así que el famoso Jacques Cousteau (y me paro al escribirlo) lo catapultó cómo uno de los cinco mejores lugares en el mundo para snorkelear.

El tour al que asistí fue gracias a mi anfitrión Melhor que tenía un amigo con bote. Nos llevó a lugares donde los tours comerciales no van, ni hay una explicación de algún experto en concreto. La descripción se basó en la manera de comprender un biosistema por parte de un uruguayo que se crió en las playas uruguayas, donde snorkelear equivale a ver una pantalla marrón que ocupa todo el campo visual.
Ademas, cabe aclarar, que las fotos no son mías ya que no poseo cámara acuática. Es bueno decirlo porque lo cortés no quita lo valiente (si alguien me puede explicar que carajo significa eso, le agradecería. Porque lo "cortés" es subjetivo y lo "valiente" está sobrevalorado)

(La foto de portada es una mierda, ya lo se)

He aquí:

sábado, 21 de junio de 2014

LOS GORILAS Y LAS ARMAS


Noche en algún bar en Tulúm, México


“¿Qué idioma hablan en Uruguay?” “Español” “¿y cómo es que estás hablando inglés?” “es que lo aprendí por ahí, viajando” le contesté al veterano nacido en Colorado, Estados Unidos. “Ah! Como yo que aprendí chino, vietnamita y thailandes. Porque estuve viviendo en todos esos lugares. En Laos también. Pero ahora como soy retirado militar vivo aquí en Mexico”

lunes, 9 de junio de 2014

Nociones contradictorias del nomadismo

El otro día vi en Facebook un video que le hacía publicidad a despegar.com. Eran imágenes de lugares y gente en situación de viajes y felicidad. La voz en off decía cosas lindas sobre lo que es despegar: como que “despegar es abrirte al mundo” o “es abrir tu corazón” (todas esos lugares comunes que tenemos los malos escritores). Estaba lindo el video porque apelaba a la emotividad y el mensaje estaba dado para llegar desde ese ángulo y no desde el más directamente hipodérmico (1) del “compre en despegar que es más barato” y que se yo. 
Al final, el locutor terminaba diciendo "viajar es posible". Allí me quedé pensando en esa última frase y como denota que la sociedad ve el “viajar” como algo ajeno, a contrasentido de la vida que se piensa "normal", o, como simplemente, una válvula de escape para vacacionar. El viaje tomado como algo fuera de lo común, desnaturalizado. Porque cuando alguien te dice que “algo es posible” es porque vos lo ves cómo: máximo, no posible; y mínimo, dificultoso.


miércoles, 4 de junio de 2014

CANCÚN y la sorpresa


 Viajando, las expectativas pueden llegar a ser un arma de doble filo. El listón que utilizamos como unidad de medida de aquello que esperamos, muchas veces, es elevado más de lo debido. Ya sea por las ansiedades, por la sobredosis de planificación, el deseo prolongado o porque confiamos ciegamente en la visión celestial que nos brindan otras personas sobre cierto lugar. Cuando esto pasa y las experiencias futuras le ganan a las presentes por ese a priori tan anhelado, generalmente, la realidad nunca colma nuestras expectativas. Siempre veremos las imperfecciones de esos lugares que imaginábamos tan platonicamente perfectos.

miércoles, 28 de mayo de 2014

CENOTES

El Cráter de Chicxulub se encuentra en la península de Yucatán. Por la zona de una playa llamada Progreso. Allí, querido lector, fue donde cayó ese meteorito que hace sesenta y cinco millones de años despidió a los dinosaurios de su existencia, provocó megatsunamis (que tan grandes fueron que hace que el tsunami que pegó en Japón unos años atrás fuese un simple chapoteo en el agua), hizo incendiar medio mundo y cubrió al mundo de una gran nube negra. Se podría decir que fue una especie de Ctrl+alt+supr terrestre.

Un gran hoyo en el suelo, yo pago diez mexicanos pesos la entrada y bajo las escaleras empinadas y mojadas. En sus costados tiene unas cuerdas que hacen de barra para apoyarse en el descenso (o, en su defecto, el ascenso). Sigo bajando y comienzo a ver algunas plantas y escuchar ruido de gente. El olor a humedad comienza a sentirse y el calor entra a pegar. Los músculos faciales se comienzan a contraer, separando los extremos de mis labios que comienzan a mutar en una incontenible sonrisa. Percibo que mis ojos se comienzan a abrir como dos grandes platos y las palabras se me atragantan en la garganta.

domingo, 18 de mayo de 2014

México, los mayas y la comida

La Cultura Maya es algo que me ha sorprendido y que no tenía en mis planes. Es decir, sabía de ellos obviamente, pero una cosa es estudiarlos en la escuela y otra cosa es respirar su aire, caminar sus ruinas y comer su comida. Impacta ver como a pesar de quinientos años persecución y saqueos las tradiciones, transformadas por el paso de las décadas es cierto, aún se mantienen al pie del camino.
Sus ruinas aún se mantienen en pie, algunas restauradas y otras tal cuál el mundo las vio nacer hace siglos atrás. Apegadas a un sistema donde la economía es lo que prima, hoy redundan en grandes ganancias turísticas. Los pobladores originarios de esta civilización están condenados a ver pasar las ganancias gordas de las construcciones que sus ancestros erigieron.

martes, 13 de mayo de 2014

ESCRIBIR DOS LIBROS AL PRECIO DE UNO

Hacía casi diez años que tenía en mi mente escribir un libro. Fue cuando supe que me gustaba escribir. Por aquel entonces lo veía como un hobby, como algo que sería un pasatiempo toda mi vida. Claro, había que cumplir con las reglas: estudiar, recibirse, trabajar, tener un buen sueldo, ahorrar en ladrillos y tener una tarjeta de crédito. El escribir era algo simpático que surgía, una destreza que, buena o mala, llenaba mi tiempo y mi espíritu. Incluso yo siempre sostenía que la escritura era una cosa por fuera de lo que necesitaba para vivir, que era tarea imposible vivir de ella.