sábado, 29 de agosto de 2015

SER TURISTA, SER VIAJERO


Daniel Vidart, antropólogo y viajero uruguayo, decía que el turista sobrevuela el viaje. Ya lo define la palabra, decía: es una persona que está en modo de "tour". Hace un recorrido sobre cierto lugar, un espacio, va, mira y no se apropia mucho de lo que le toca pisar.

El turista se acerca al contexto solo con la liviandad de una mirada fugaz y la inmediatez que da ese pequeño chispazo de deslumbramiento. Solo camina sobre la superficie que regala lo nuevo y que nunca pasa a ser parte de sus sentidos, su cuerpo, su piel o su espíritu.

viernes, 7 de agosto de 2015

EUROPA, OTRA VEZ

Europa, otra vez.
Volver a un continente que se me vuelve fascinante. Mucha diversidad en tan pocos kilómetros. Tanto relato hegemónico viviendo en su legado escrito en piedras, espadas, sangre, muertes, arte y cultura. 
Europa, otra vez. 
Arrastra la nostalgia de haber sido y esa ilusión de creer ser. El centro del mundo ya no es Londres, París no es la ciudad que ilumina el planeta ni Roma dicta ya los diez mandamientos. Hace décadas cayó aquella cortina de humo que separaba al mundo en dos demonios. No se ven más aquellos intelectuales en las marchas ni la esperanza del cambio de realidad. 

miércoles, 29 de julio de 2015

DE LA OBSESIÓN, LAS CALLES Y LAS VIDAS QUE NUNCA FUERON


Obsesionarme caminando en una gran ciudad. 
Fijar la vista en cada rostro que se cruza por delante. Imaginar sus vidas a través de sus miradas, las historias en su caminar, qué piensan, qué desayunaron o si se sienten felices con la vida que eligieron. 

Obsesionarme. Llenarme de vidas y apropiarme un instante de ellas. Verlas y sentirlas como desfilan por mi cabeza. Imaginar sus pasiones, amores y fracasos. 

viernes, 17 de julio de 2015

LA SALUD EN TIEMPOS DE VIAJE

Venía desde el caribe mexicano, a más de treinta grados de calor y pasé a la altura de San Cristóbal de las Casas, con un promedio de sol en las mañanas, lluvia en la tarde y frío (a veces mucho) por la noche. Hermoso cóctel del cual no salí ileso.
A las dos o tres semanas, caí en cama. Fiebre, dolor de garganta, tos, mocos, cansancio, flemas. Un asco. Hasta ahí, todo normal. Un estado gripal que una cama, una sopa de pollo y mucha siesta, no cure. 
Los días pasaron y me mejoré un poco. Pero fue un día que desperté y me estaba sangrando la boca.  “¡Mierda!” me dije “me reventaron los pulmones. Yo sabía que tenía que aflojarle a la caña con limón  y a ese cigarro de un dólar la caja”
Pero no, me observé mejor y, además de seguir respirando normalmente, me vi que mi ansía inferior estaba toda cortada. Salí corriendo al dentista. 
(Nota: las fotos corresponden al Sanatorio Durán, en las afueras de San José, Costa Rica. Fue un recinto de tuberculosos que quedó abandonado y fue utilizado, posteriormente, para rituales satánicos, orgías, drogas y todas esas cosas por el estilo)

jueves, 2 de julio de 2015

EXTRAÑAR EN TIEMPOS DE VIAJE

Hay veces que extraño levantarme un domingo, preparar un mate, escuchar folklore, mirar algún partido de fútbol de esos que me aburren a los cinco minutos. Salir al patio, mirar el cielo que anda medio sospechoso y hablar con el vecino del clima, maldecir a dúo a los perros que roban la basura o de que el foco de luz de la esquina hace un mes que no funciona.  
Entrar y comenzar a preparar la pasta del domingo. Ir a la feria con mate en mano. Comprar alguna verdura. Preguntar por alguna ropa barata que nunca termino comprando.   
Cosas cotidianas que uno hace cuando está en su hogar. 

¿El hogar?¿qué significa eso para mí?  
¿Cómo puedo reconfigurar su significado para mi vida nómada?
(Nota aclaratoria: las fotos no tienen mucho que ver con el texto. Cumplen una función decorativa y para que usted no se me aburra de este texto un poquito largo)

domingo, 21 de junio de 2015

FLASHBACK #4 República Checa: Check-in al Este


Republica Checa, esa parte donde comienza el Este. La de aquellos países tan estigmatizados por Hollywood, tan desenfocados por las cámaras y la historia, eclipsada por el gigante Soviético y su aparato Imperialista.
El muro, la Bota Roja, el Kremlin, Stalin, Lenin disecado, la Yugoslavia de Tito, la extravagancia de Ceausescu y los tanques en Hungría.  El animal y el arado; la anciana de pañuelo, toda encorvada, ajada por una vida de cambios, hambrunas y guerras. La siembra a mano, cortando con la oz y guiando al buey para que abra la tierra.
Imágenes repetidas a lo largo de toda Europa del Este que aún guarda su pasado comunista, su arquitectura gris y la inoperancia de muchos gobiernos que llevan la política de su país como si fuera un Club Social de Vecinos.

lunes, 8 de junio de 2015

BRUJO DEL RELOJ



Él recuerda aquella vida, hace tantas atrás. Su vista camina al costado de una ruta sin nombre, mezclada con el aliento de una ciudad lunática o algún bosque narcótico.


viernes, 29 de mayo de 2015

RANDOM DE HISTORIAS Y CANCIONES

"Mejor abrí la mente mira siempre al frente, que ningún camino lleva igual destino" canta La Vela Puerca en mi reproductor, mientras tomo la intersección que me lleva a la calle principal del centro de San José, Costa Rica.
La gente, mucha muchísima, va pasando a mi costado ¿No lo obsesiona a usted, querido lector, lo que pasa en la vida de esa mujer cincuentona que cruza, o del joven de camisa que acaba de atender el celular? ¿Quién lo llamó? ¿Será su madre, su novia, un amigo? ¿Será número equivocado? Y el viejito ciego que está afinando su guitarra al costado de paso peatonal ¿Cuánto hace que está aquí? Ahí veo que una mujer le deja una moneda el cual él agradece.

miércoles, 13 de mayo de 2015

ESO QUE LLAMAN LIBERTAD


Cuando comencé a viajar lo hice por muchos motivos. Uno de ellos, de los más importantes, tiene que ver con el sentido de Libertad. Hasta hace un tiempo me he dado cuenta que viajando puedo ir a donde quiera. He llegado a la conclusión de que nada me ata. 
Me he visto ante la certeza de que mi movimiento es libertad. 

Pero ya viajado, y sabedor que en la ruta se encuentra la felicidad, he llegado a la conclusión de que soy Yo mi  único límite. 
La verdadera libertad está en mi mente.

viernes, 8 de mayo de 2015

VIAJAR EN URUGUAY Y MONTEVIDEO (o la necesidad de soltar una nostalgia)

Llueve.
La temporada de lluvias está comenzando a despertarse y con ella varios meses de tardes grises y ropas mojadas. Por lo tanto, me decidí a colgar la mochila del mapa y archivar el pulgar. Aquí me quedaré unos meses
¿Aquí? ¿Dónde? Esta vez decidí parar en una ciudad grande, en una capital. Estoy en San José, Costa Rica.
Hace mucho tiempo que no vivo en una ciudad grande y menos en una capital. La última vez que había hecho hogar en alguna fue sido en mi Montevideo hace dos años y medio.
Es verdad que estuve hace poco más de un año, pero no estuve sintiéndola mi hogar. El hogar es donde uno se sienta parte, que puede ser una casa en cierto lugar, una carpa en cualquier gasolinera o, incluso, esa sonrisa cómplice de quien te acompañe en el camino.